Mujeres soñando

Santo Domingo, Guerrero

La comunidad de Santo Domingo, con poco más de 800 personas pertenece al municipio de Coyuca de Catalán, ubicado en la región de Tierra Caliente en Guerrero.

Esta región rica en tierras fértiles para el cultivo y la ganadería, ve truncadas sus posibilidades de desarrollo debido a los altos índices de migración y el escaso apoyo a los agricultores de la región, cuya actividad productiva es insuficiente para el sostén de las familias.
Son comunidades que a la par de la experiencia migratoria, actualmente enfrentan nuevos retos sociales, como el derivado de la violencia y los desastres naturales.

[visuallightbox id=”6″]

San Francisco- Tetlanohcán, Tlaxcala

Nosotras somos madres, abuelas, tías, hija(os) y nieta(as) de migrantes…

Vivimos con una tradición arraigada entorno a la migración hacia Estados Unidos, principalmente nuestros familiares residen en Connecticut.

Somos el grupo de la Asamblea con más historia, llevamos 11 años de organizarnos con talleres y hemos aprendido el camino a la incidencia pública. Sin embargo, cada vez es un reto más complicado.

Nuestros antecedentes se remontan al Centro de Atención para la Familias Migrante e Indígena, CAFAMI, en esta organización aprendimos que la ‘Migración es una opción y no una necesidad’. Recuperamos nuestro saber sobre herbolaria y lo llevamos a construir un proyecto productivo con el apoyo de Oxfam México.

También, hemos tenido la oportunidad de que a través de las artes escénicas hemos podido viajar a los EE.UU a reencontrarnos con nuestros familiares.

Consideramos que necesitamos avanzar y extender los lazos más allá de nuestra comunidad.

Retornados y familiares, Cuauhtémoc, Ciudad de México

En la colonia Tabacalera de la delegación Cuauhtémoc, aquí en “las oficinas de APOFAM” nos reunimos algunos de los 241, 496 ciudadanos que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, deportó en el 2013.

Nosotro(as) experimentamos la detención y el retorno voluntario recientemente, dejamos hogares y empleos allá del otro lado… de este lado en la tercera ciudad más poblada del mundo, seguimos luchando por obtener un empleo, seguridad social y acceso a programas públicos locales.

Somos el grupo de la Asamblea Nacional de Familias Migrantes más joven con 8 meses de trabajo, estamos aprendiendo a no tener el corazón roto por lo que fue nuestra vida en Estados Unidos, ahora percibimos un panorama diferente a base de trabajo sobre nuestros derechos humanos y educación popular.

A pesar de nuestras vivencias, nuestro espíritu está completo.

[visuallightbox id=”9″]

Cuautepec- Barrio Alto, Gustavo A. Madero, Ciudad de México

Nosotros somos los chic@s, mujeres y hombres migrantes de Barrio Alto en la delegación Gustavo. A. Madero de la Ciudad de México, aquí en nuestra colonia, también pasamos fronteras…de Tlalnepantla de Baz y Ecatepec de Morelos.

Aquí, vivimos migrantes y sus familiares, venimos de diversos puntos de la república mexicana y de estados de la ‘unión americana’ y coincidimos aquí es este barrio hace más de un año.

En la Casa de doña Efi nos reunimos dos veces a la semana para trabajar en procesos de educación popular, derechos humanos y justicia económica con el propósito de buscar una mejor calidad de vida.

Soñamos con reunirnos con nuestros familiares, pero dejamos de ‘ilusionarnos’ con EE.UU porque algunos de nosotros(as) estamos aprendiendo a resurgir en nuestra comunidad.

[print_gllr id=1224]

[visuallightbox id=”1″]

«Ñaa Ka Jani, mujeres soñando» Guadalupe, Magdalena Peñasco, Oaxaca.

Somos «Ñaa Ka Jani, mujeres soñando» orgullosas mujeres indígenas mixtecas.

Vivimos en una pequeña comunidad rural enmarcada por una densa neblina y rodeada por cerros de tierra roja. Iniciamos nuestro grupo desde hace 18 meses, nuestra comunidad al igual que varias localidades de la región mixteca ha sido tocada por la migración desde que tenemos memoria.

Nuestro familiares emigran a los Estados Unidos, principalmente a Florida, Minnesota y Winscosin, mientras ellos y ellas toman rumbo hacia el norte, nosotras nos reunimos en nuestra cocina comunitaria, trabajamos en los talleres, atendemos nuestras labores domésticas y en el campo; en nuestro tiempo libre jugamos baloncesto… siempre siempre estaremos tejiendo palma.

El tejido de palma es nuestra herencia y nuestra habilidad, sin embargo enfrentamos adversidades respecto a los costos de producción y venta, deseamos convertirla en una oportunidad de sostenibilidad económica y que nuestras artesanías perduren como un símbolo de identidad colectiva.

“Aquí en nuestra comunidad no hay trabajo. Por lo mismo, nuestros maridos e hijos se van al otro lado porque por lo mismo que no hay recurso de trabajo aqui pues, por eso se van. Nos quedamos nosotros aquí en cargo de los demás niños si es que tenemos más hijos. Nosotros somos los que trabajamos o aquí cubrimos tequios [trabajo comunitario] o servicio, aquí hacemos todo de eso, pues. Nosotros somos muy humildes y con lo que podemos conseguir, ahí la llevamos.”

 

[visuallightbox id=”5″]

Comunidad translocal San Jerónimo Xayacatlán, Puebla – Nueva York

Mensaje de familias migrantes / Puebla-Nueva York from APOFAM on Vimeo.

El 12 de julio de 2013, un grupo de familiares de migrantes, en San Jerónimo Xayacatlán (Puebla), se reunió de manera telefónica con sus familiares en Staten Island; para comenzar oficialmente la conformación un comité translocal con la participación de APOFAM, El centro del inmigrante y Unidad Latina en Acción.

Según las propias palabras del comité en Nueva York: «Ñani Migrante» (herman@ migrante) busca la reunificación de familias a través de trabajo y lucha colectiva con proyectos que buscan justicia social, política y económica en su comunidad de origen.

En el video se pueden ver los mensajes que enviaron las familias desde cada lado de la frontera

[visuallightbox id=”8″]