Mujeres soñando

Reflexiones sobre la migración desde la mixteca oaxaqueña

«Ñaa Ka Jani, mujeres soñando» Guadalupe, Magdalena Peñasco, Oaxaca.

Somos «Ñaa Ka Jani, mujeres soñando» orgullosas mujeres indígenas mixtecas.

Vivimos en una pequeña comunidad rural enmarcada por una densa neblina y rodeada por cerros de tierra roja. Iniciamos nuestro grupo desde hace 18 meses, nuestra comunidad al igual que varias localidades de la región mixteca ha sido tocada por la migración desde que tenemos memoria.

Nuestro familiares emigran a los Estados Unidos, principalmente a Florida, Minnesota y Winscosin, mientras ellos y ellas toman rumbo hacia el norte, nosotras nos reunimos en nuestra cocina comunitaria, trabajamos en los talleres, atendemos nuestras labores domésticas y en el campo; en nuestro tiempo libre jugamos baloncesto… siempre siempre estaremos tejiendo palma.

El tejido de palma es nuestra herencia y nuestra habilidad, sin embargo enfrentamos adversidades respecto a los costos de producción y venta, deseamos convertirla en una oportunidad de sostenibilidad económica y que nuestras artesanías perduren como un símbolo de identidad colectiva.

“Aquí en nuestra comunidad no hay trabajo. Por lo mismo, nuestros maridos e hijos se van al otro lado porque por lo mismo que no hay recurso de trabajo aqui pues, por eso se van. Nos quedamos nosotros aquí en cargo de los demás niños si es que tenemos más hijos. Nosotros somos los que trabajamos o aquí cubrimos tequios [trabajo comunitario] o servicio, aquí hacemos todo de eso, pues. Nosotros somos muy humildes y con lo que podemos conseguir, ahí la llevamos.”

 

[visuallightbox id=”5″]